La tarde que perdimos algo mas que un partido de rugby.

Los que me conocen de acá y de allá saben que no soy el argentino tipo, trato de expresarme siempre en un castellano propio de estas tierras, puedo tener una conversación en catalán perfectamente, aunque mis amigos catalanes no me lo permitan, no tomo mate y puedo pasar años sin comer un buen asado, aunque cuando me toca lo devoro como si fuera la ultima vez. No puedo dejar de obviar que fui considerado por algunos, un anti argentino solo por el hecho de no aceptar al mal argentino que deambula sacando pecho por cualquier rincón del planeta, siempre me considere y me considero mas argentino que el tango por eso no acepto la sobreactuación y la soberbia que tienen algunos cuando salen de nuestro querido país. Tengo varios amigos argentinos acá en España, pero les aseguro que no superan los diez dedos de mis manos, son gente medida, trabajadora, integrada y que no necesitan patear puertas para decir lo que piensan.

Hasta aquí mi prologo de lo que soy como argentino viviendo en Barcelona los últimos 20 años de mi vida, ahora les digo que cosas son intocables en mi vida a pesar de todos los errores y vicios de argentinidad posibles, mi amada Familia, mis enormes amigos, mi querido Torcuato, los incomparables Pumas, el rugby argentino de Club y por supuesto, el Diego del pueblo…

Yo era de los pocos que pensaban que los Pumas ganaban ayer también y eso está documentado, también lo pensé hace 15 días atrás y parecía que me había tomado una caja entera de pastillas contra la gripe o para algo más…

¿Quién daba dos duros por estos pibes?

Pero ayer sentí algo diferente cuando lo vi a Sam Cane desplegar la camiseta negra del Diego antes de entonar un Haka especial de la mano del gran TJ Perenara, hoy mas grande que nunca por haber sido el ideólogo de tan maravilloso homenaje…

Si, el tuvo la gran idea, ese maorí con pinta de hooligan ingles fue el que tuvo la idea mas preciosa para homenajear al quizás más grande…

¿Y nosotros que?

Ahí vuelve mi sentimiento de que habíamos perdido antes de empezar el partido, incluso cuando les decía a los que compartían esa mañana de medialunas y mate cocido conmigo que estar 10 puntos abajo en la media parte era un resultadazo y que habría remontada, no me lo creía ni yo…

 ¿Pero qué paso realmente?

¿A nadie se le cayó una idea?

O sea que este pibe nacido en Porirua muy cerca de Wellington, la tuvo más clara que todos los futboleros que hay en el staff incluyendo a los que están en Argentina, a todos los de prensa, comunicación y logística, los amigos de Pichot de ESPN sumado al muñeco que cubre todas las giras y que es muy afín al plantel, creo que Michael Cheika es el único que queda fuera por razones obvias…

Nadie fue capaz de agarrar una, si UNA, camiseta nro. Diez y grabarle un Maradona, o simplemente un Diego y ponerla junto a la negra para que los All Blacks le rindieran ese homenaje con su emotivo Haka de despedida de la misma manera que lo han hecho en otros lugares importantes…

Y aquí viene algo más, nunca jugué en los Pumas, ni siquiera hice alguna gira por Nueva Zelanda con mi Club, pero tengo un gran amigo maorí y varios conocidos que me introdujeron en una forma de vida muy especial de la cual aun sigo aprendiendo y por la cual sabía que el Haka de ayer era dirigido a la camiseta nro. 10 del Diego, su camiseta negra era una ofrenda muy especial para esta gente, y de la misma manera que lo hicieron en Limerick y cada vez que ha fallecido alguien importante como en esta ocasión, ellos ofrecen su Haka a esa perdida, ninguna danza de guerra ni estupidez parecida, era una ofrenda y nosotros la interrumpimos, aun calculando que en todo el staff argentino sumaban más de 100 giras a Nueva Zelanda, sin palabras…

No puedo creer que nadie se puso a pensar lo que estaban haciendo estos tipos y lo que nosotros estúpidamente estábamos dejando de hacer…

¿Había una orden de no distraerse del partido de ninguna manera?

¿Había una recomendación de mantenerse al margen de todo lo que estaba pasando?

¿Había una orden muy argentina de auto boicotearse implícitamente después de 15 días inolvidables?

Todo puede pasar, sino miren lo que escriben y suscriben muchos nombres importantes de nuestro periodismo, una autentica vergüenza…

El rugby, deporte de chetos y machos racistas…

Justamente la mejor herramienta para sacar a los chicos de la droga, la calle y de todos los males de este mundo, es la mas defenestrada por los que escriben para descargar su bronca y también los carroñeros que siguen disfrutando de este circo beat, en fin…

Argentinismo al mango…

Igualmente, el sábado que viene me pongo la camiseta de los pumas con la 10 del Diego, porque al fin y al cabo…

Es nuestra única esperanza…

Dedicada a dos Grandes Amigos que se me fueron este año…

Dos que jugaban al rugby antes de que yo pudiera salir del vientre de mi vieja…

Jesús y Pep…

Ya nos tomaremos un buen vino los tres juntos…

Hasta siempre Amigos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s